Mi experiencia estudiando en el IIN de Nueva York

La verdad que hasta hace bien poco nunca había pasado por mi cabeza ni la más ligera posibilidad de ser health coach. Ni nada por el estilo. Y eso que ya tengo cuarenta y bastantes.

Pero llegó un periodo de mi vida donde tuve que replantearlo todo. No estaba conforme con seguir el mismo estilo de vida que había llevado hasta entonces (trabajar por cuenta ajena) y necesitaba un cambio radical. Así que empecé un proceso de introspección que me llevó a redescubrir un nuevo aspecto de mi vida. Algo que siempre había estado allí pero que nunca había considerado que pudiera ser parte de mi vida profesional. La alimentación saludable.

¿Porque no? ¿Porque no compartir con los demás mi pasión por alimentarme saludablemente?

Una vez encendida esta posibilidad casualmente (las casualidades no existen, ¿verdad?), vi el currículum que ofrece IIN, el “Institute for Integrative Nutrition” de Nueva York, para graduarse como health coach. Fue amor a primera vista ya que ese currículum respondía a todas mis inquietudes, el porqué del azúcar, lácteo sí o no, bioindividualidad y muchísimo más.

Fue una experiencia espectacular. Durante el tiempo que estuve estudiando en IIN, crecí a nivel personal y vivencié mi propia transformación.

Me gustaría resaltar dos aspectos que para mí han sido claves. Fueron claves durante el tiempo que estuve estudiando, pero lo son más ahora por los cambios que han traído a mi vida.

IIN te anima desde el primer día a que experimentes y pongas en práctico todo lo que esté a tu alcance. Cuanto más mejor. Cuando vives cualquier experiencia en primera persona, la huella que deja en ti no tiene nada que ver con la explicación verbal que te pueda dar alguien sobre el mismo tema. Estás de acuerdo, ¿verdad?

Vívelo y será tuyo para siempre, escúchalo y lo olvidarás pronto.

Una de las experiencias personales que me marcaron profundamente durante IIN fue dejar el gluten. Parece poca cosa, pero yo lo viví como un milagro. Pasar de sentirme mal a sentirme bien en unos días solo dejando unos pocos ingredientes me sorprendió profundamente. La verdad es que antes me parecía un poco sin sentido la moda que se había extendido de comer sin gluten y no le daba credibilidad. Cuando lo viví en primera persona mi opinión cambió radicalmente y puedo afirmar sin vacilación que a mí me ha transformado la vida.

La segunda clave que quería compartir de mi experiencia en IIN es todas las nuevas relaciones que he hecho allí. He encontrado mucha gente que piensa como yo. ¡Y me ha sorprendido gratamente encontrar tanta gente ‘rarita’ en el mundo! Lo digo porqué en algunos ambientes, comer tofu y hacerse batidos verdes parece rarito. Ha sido una experiencia genial encontrar a tantas personas que viven en el día a día la intención de llevar una vida saludable a todos los niveles.

Hasta aquí algo de mi experiencia en IIN. Pero si te quedas con ganas de más, ponte en contacto conmigo y te aclaro todo lo que necesites.

Tags:
,
No hay comentarios

Publicar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies