Galletas de granola

Estas galletas están cargadas de energía saludable. Ideales para media mañana o media tarde cuando sientes ese hueco en el estómago. O para la merienda de los niños. Pero, ojo porque si las tienes muy a la vista, por algún extraño motivo, desaparecen rápidamente.

 

INGREDIENTES

  • 1,5 ctas. canela
  • 3 tz. copos de avena
  • 1¼ tz. almendras troceadas
  • 1¼ tz. coco rallado
  • ½ tz. semillas de chía o lino
  • ¼ tz. sésamo
  • ½ tz. harina de almendras
  • ½ tz. melaza de arroz o sirope de arce o miel.
  • ½ tz. azúcar mascobado o azúcar de coco.
  • ¼ tz. agua
  • 1 cta. extracto de vainilla
  • ½ cta. sal marina
  • 1/3 tz. aceite de oliva extra virgen
  • 1 clara de huevo, batida hasta que esté espumosa

 

PREPARACIÓN

Enciende el horno a 160°C para que se vaya calentando. Prepara también una bandeja del horno con papel de horno.

Mezcla en un bol los siete primeros ingredientes: canela, copos de avena, almendras troceadas, coco rallado, semillas de chía o lino, sésamo y harina de almendras. En la foto salen puntitos negros porque yo usé sésamo negro.

Mezcla en un cazo para llevar al fuego los siguientes cinco ingredientes: melaza u otro de los endulzantes mencionados, azúcar, agua, vainilla y sal. Lleva a ebullición y mezcla hasta que todos los ingredientes se hayan disuelto. Luego, saca del fuego y deja que baje a temperatura ambiente.

Añade el aceite y la clara de huevo batida a la mezcla anterior. Bate bien. Luego incorpóralo a la mezcla de avena y revuelve bien.

Reparte la mezcla en la bandeja de horno que tenías preparada y aplástala de modo que quede bien compacta. Esto se puede hacer con otra bandeja apretando por encima o bien con la mano. Yo lo he hecho con la mano y ha quedado perfecto.

Hornea durante 45 minutos aproximadamente. Estarán listas cuando se hayan dorado. Es importante vigilar porqué si se queman se vuelven amargas y ya no son tan ricas.

Te recuerdo que cuando las galletas salen del horno están blandas, al enfriarse se endurecen. Así que no te preocupes si en este punto están blandas. Es lo normal.

El horneado depende mucho de cada horno por este motivo es difícil dar una regla general. Así que te cuento mi experiencia en este punto por si te sirve. Lo que me ha sucedido es que se han dorado los lados antes que el centro. Así que lo que he hecho ha sido sacar la bandeja, dejarla enfriar un poco, cortar la parte ya dorada y volver a poner al horno unos 15 minutos más la parte central.

Finalmente se saca la bandeja del horno, se deja enfriar y se corta en trozos irregulares. Para conservarlas ponlas en un recipiente hermético donde te duran bastantes días igual de crujientes.

Ya tienes listas unas ricas galletas, sanas y nutritivas.

 

Origen de la receta: Revisa el final del siguiente artículo enlazado aquí.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies